LO QUE TE QUEDA DE VIDA, ES LO QUE TE QUEDA POR VIVIR

Para Luis, mi hermano
Da igual la edad que tengas, tus circunstancias o tu salud; lo que tienes aquí, mientras estás aquí, es vida y son vivencias y experiencias. Todo lo que te sucede mientras vivas, es vida. Salgamos de la vida como de un banquete, ahítos, no arrastrándonos por los días y las rutinas, o dejando de hacer cosas por la edad o porque para qué . Cada momento puede albergar una ilusión. Dignifiquemos el valor de todas las vidas, del enfermo, del anciano…No seamos caprichosos, no perdamos el placer de la escritura si no tenemos un cuaderno por estrenar. El tiempo es muy relativo. Podemos vivir años hibernando y de repente vivir intensamente. Y lo intenso no está en que nos pasa, la intensidad es nuestra pasión proyectada fuera de nosotros y volviendo a nosotros multiplicada.Todas las pequeñas cosas son importantes, muy importantes.
Estos días no puedo escribir mucho, tengo a mi hermano en el hospital.Y reivindico su dignidad, su espacio, sus monedas para comprar un refresco en la máquina mientras pasea agarrado a su árbol con sus sueros. Qué grandes son allí las pequeñas cosas. Darle la vuelta a su almohada ,que venga una enfermera de esas, cargada de humanidad, que mejora el tratamiento con su trato, llenar los días con cosas que nos pasan y que hacemos juntos, vivirlo todo.